Mes: mayo 2016

Cómo convertirte en instructor de Pilates

El Pilates es un tipo de ejercicio que se centra en mejorar el cuerpo, su equilibrio, su fuerza y la higiene postural a fin de lograr importantes mejoras en el bienestar. Los profesores del Método Pilates tratan de ayudar a sus clientes a mejorar día a día, atendiendo a su respiración –muchas veces olvidada durante años-, así como a estiramientos y ejercicios de fuerza que ayudan a los alumnos a vivir sin dolor y con una mayor conciencia del propio cuerpo.

Cómo convertirte en instructor de Pilates

Cómo convertirte en instructor de Pilates

Gracias a su efectividad, el Método creado hace unos 50 años por Joseph Pilates ha visto cómo el número de personas que lo practican en cuerpo y alma ha crecido de forma exponencial en todo el mundo. Esta semana, desde Pilates Pro –escuela de Pilates profesional- queremos explicar a nuestros lectores interesados cuál es el proceso para convertirse en instructor de Pilates Profesional.

Antes de plantearnos este reto debemos afrontar una serie de cuestiones, a fin de conocer mejor tanto nuestras motivaciones como los requisitos imprescindibles para proporcionar una enseñanza de calidad a los seguidores del método y nuevos instructores.

Una pregunta clave que todo instructor profesional del método Pilates debe realizarse es si disfruta enseñando. Se trata de una cuestión que cualquier persona que quiera dedicar su vida a la docencia debe plantearse, ya que la vocación es clave a la hora de alcanzar no sólo los mejores resultados de los alumnos, sino también la autorrealización como profesional del maestro o instructor.

Por esta razón, un profesional del Pilates que desee afrontar el reto de formar a otros debe, en primer lugar, disfrutar haciendo Pilates, para, en segundo lugar, sentirse pleno enseñando a otros.

Por supuesto, otra cuestión por la que debe sentir una atracción natural un profesional del Pilates es un interés profundo por los mecanismos que rigen el cuerpo humano. En este apartado se engloba tanto una curiosidad natural por la anatomía como la ciencia del ejercicio físico.

Por eso, el Pilates es un método que atrae a expertos de otras disciplinas como la danza, la fisioterapia y amantes del fitness, por citar algunos ejemplos. El cuerpo es un todo y el método creado por Joseph Pilates supone dar un paso más allá en la concepción del mero entrenamiento físico, para profundizar sobre la relación entre nuestro bienestar físico, nuestra vida cotidiana (y hábitos posturales) y el equilibrio cuerpo – mente.

Antes de iniciar el camino de la profesionalización del Pilates, cualquier instructor en potencia debe plantearse si disfruta hablando delante de un grupo de gente. Hay que tener en cuenta que, tanto en una sesión más reducida como en un seminario multitudinario, el instructor de Pilates se dirige a sus alumnos como un guía o maestro cuyos conocimientos son esenciales para su formación.

En este sentido, hay que tener en cuenta que la auto-motivación es una de las cualidades que más contribuyen a lograr los objetivos previstos. El dicho popular que indica que ‘hace más quien quiere que quien puede’ cobra sentido cuando, al margen de las condiciones físicas o técnicas, hallamos a un instructor profesional del método Pilates que, a través de la dedicación, la constancia y la entrega, nos ofrece una formación que trasciende lo académico para adquirir una dimensión mucho más profunda y humana. La cercanía e implicación personal es siempre un plus.

Por último, en la figura profesional del instructor de Pilates caben diferentes tipos de perfiles profesionales: autónomo, empresario, contratado, profesional a tiempo parcial o completo. En función de los objetivos y las demandas del mercado, la profesionalización del método adquiere diversas formas entre las que el instructor puede comenzar a realizar el camino hacia la autorrealización como instructor.

5 pasos para abrir tu propio estudio de Pilates

En Pilates Pro estamos comprometidos con tu formación como instructor profesional en el Método Pilates. Además, nos encanta que nuestros alumnos compartan con nosotros sus proyectos. A menudo, y durante el periodo de formación, encontramos futuros instructores que desean formar parte de un equipo, bien en un gimnasio, bien en hoteles o spas.; otros se decantan por la formación personalizada, particular, privada; por último, existe un selecto grupo que desea abrir su propio estudio. Este post, en el que ofrecemos cinco modestos consejos para abrir tu propio estudio de Pilates, va para ellos. Esperamos que os guste.

5 pasos para abrir tu propio estudio de Pilates

5 pasos para abrir tu propio estudio de Pilates

Escribir un plan de negocio

Afortunadamente, en los últimos años las instituciones de nuestro país han puesto a disposición de los ciudadanos multitud de información acerca de cómo afrontar la creación de un nuevo negocio. Es interesante acudir a lugares como la Cámara de Comercio de tu ciudad, así como a los servicios de empleo y formación, donde también pueden ayudarte a conocer los diferentes regímenes, tanto para tu futura empresa como para tu negocio.

Además de esto, es importante conocer los servicios que puedes ofrecer, cómo quieres afrontarlos y cuáles serán tus gastos estimados. Después de todo esto, hay que enfrentarse a puntos clave como la imagen de nuestro estudio o el equipo de trabajadores y su formación. Pero vayamos por partes.

Normativas y Regulaciones

Conocer a fondo las leyes que rigen la apertura de un negocio abierto al público es también clave. Para ello podemos consultar directamente las normativas municipales y leyes, pero tampoco está demás consultar nuestras dudas con asesores o regentes de negocios similares.

Estudio de mercado y creación de nuestro propio nicho

Es importante conocer dónde se pueden requerir nuestros servicios. Por ejemplo, si lo que deseamos es crear un estudio especializado en Pilates prenatal, no tendría mucho sentido abrir nuestro local en un lugar con baja natalidad o donde la media de edad de la población es superior a los 50 años. Todas estas cuestiones son tenidas en cuenta por los estudios de mercado, que nos advierten de un exceso o defecto de competencia. Ni que decir tiene que un exceso de competencia suele ser muy malo para el negocio, pues una vez rodeados de otros estudio, nos veremos obligados a competir por la clientela bajando los precios, lo que significará, en el mejor de los casos, mucho trabajo y poco dinero. El segundo escenario –poca competencia- significa la posibilidad de crear nuestro propio nicho de negocio, con una clientela abundante e interesada en nuestro producto.

Inmobiliarias: la odisea de la ubicación

Como decíamos, la búsqueda de un local adecuado depende, y mucho, de nuestro estudio de mercado. Saber cuál es la clientela potencial de una zona, así como conocer la competencia y los servicios que ofrecen nos ayudará muchísimo a que nuestro estudio comience con buen pie.

Por otra parte,  hay que tener en cuenta otros factores, como la visibilidad y el espacio que potencialmente necesitaremos. Si es nuestro primer estudio, no tiene mucho sentido comenzar alquilando un hangar para aviones, por muy barato que sea. Del mismo modo, y más importante aún, es no quedarnos cortos, ya que ampliar nuestras instalaciones o cambiar nuestra ubicación en mitad de un período de crecimiento puede suponer un retroceso del negocio.

Bienes de equipo

Por último, pero no menos importantes,  son nuestros bienes de equipo. Aunque este término tiene más que ver con la industria, entendemos que los negocios de servicios también precisan de toda una serie de bienes –de equipamiento- a la hora de poner en marcha la actividad económica.

Como consejo, es importante saber que la mayoría de nuevos empresarios se decanta por la compra de estos bienes. Nuestra idea es que muchos de ellos pueden arrendarse o comprarse en pequeñas cuotas. Lo ideal sería no desembolsar todos nuestros ahorros comprando máquinas, ordenadores, decoración, espejos, etc, ya que este dinero puede sernos de mucha ayuda – especialmente durante el primer año-. Es importante que el fracaso, pero sobre todo el éxito, no nos encuentren si capacidad de inversión.

El camino de la ‘inteligencia corporal’

Tal y como manifiesta el maestro de maestros Gideon Avrahami, el Pilates se puede ver y, de hecho, es visto de diferentes maneras. Algunos consideran que se trata de una técnica para mantenerse en forma,  otros como una técnica de esculpir y tonificar el cuerpo y hay quien considera el Pilates como una técnica de rehabilitación.

El camino de la ‘inteligencia corporal’

El camino de la ‘inteligencia corporal’

Es cierto que estas tres perspectivas se engloban dentro del alcance de la técnica, pero, la aportación de especialistas del método como el israelí Avrahami va un paso más allá al entender el Pilates como una técnica de movimiento y alineación postural que, por lo tanto, permite aprender  lo que se denomina como ‘inteligencia corporal’.

En esta nueva entrada del blog de Pilates Pro, Auténtico Pilates Profesional, queremos profundizar sobre las enseñanzas y aportaciones del sistema ‘Body Intelligence’.

Fue el propio Joseph Pilates, el padre del método, quien dijo en una ocasión que quería “no desarrollar músculos, sino convertir a las personas en seres humanos”. Pilates estudió el movimiento de los animales y lo relacionó con la forma en que los seres humanos deben manejar sus cuerpos y moverse.

Es a través del movimiento, la coordinación, la gracia, la fortaleza, la flexibilidad y la capacidad de movimiento lo que hace que el resto fluya. Una vez adquiridas y trabajadas estas capacidades, el cuerpo se fortalece, se mejora la postura y la forma, y se palían las patologías que pudiesen existir.

Es interesante observar que casi todos los precursores del Pilates de la primera generación de maestros eran bailarines que tenían una profunda comprensión del movimiento humano.

La observación personal del maestro Avrahami –también ex bailarín- y de los estudiantes a lo largo de los numerosos cursos sobre ‘inteligencia corporal’ que ha impartido durante décadas, es que hay una diferencia en la comprensión del movimiento en general y de la técnica en particular, entre los estudiantes que cuentan con una base de danza y los que provienen de un contexto diferente.

Por eso, la forma de enseñar a los maestros de maestros de Avrahami engloba a los diferentes tipos de alumnos, lo que le permite entender con mayor profundidad los aspectos fisiológicos y la kinesiología del ejercicio, a través de la enseñanza de cada ejercicio como un patrón de movimiento único que tiene un ritmo (música interna ), una cadencia, fuerza y autoconsciencia clara.

Por esta razón, si consideramos por un momento los principios que guían la técnica (concentración, control, respiración, mente centrada, movimiento fluido y estabilización), se observa claramente todos estos principios están relacionados con la forma en que nos movemos, o deberíamos movernos, y no tanto en cómo desarrollar la fortaleza muscular.

En este sentido, Avrahami asegura que “eso –la fortaleza muscular- vendrá como resultado, pero no es el objetivo en sí mismo”. Es decir, el camino de la inteligencia corporal pasa por trabajar la percepción de cada músculo y centro motor del cuerpo no tanto para su desarrollo físico, sino para su integración al servicio del movimiento de nuestro cuerpo.

Pilates Pro y Grupo Pilates Murcia, Estudios Especializados, ofrecen  cursos y seminarios dirigidos a formar instructores de Pilates y perfeccionar la técnica de los profesionales del método. De esta forma, los talleres formativos que se imparten desde el Grupo Pilates Murcia se fundamentan en la profesionalización del método, siguiendo las pautas internacionales de estandarización y el recorrido formativo reconocido por la Pilates Method Alliance USA.

Tanto Charo Escámez como Claudio J. Pérez, directores y coordinadores de la comunidad Pilates Pro, se formaron junto al maestro Gideon Avrahami en Body Intelligence Internacional.